martes, 31 de mayo de 2011

Limpieza y mantenimiento de un eReader

Después de leer unos cuantos libros y de utilizar su pantalla táctil, nuestro ereader comienza a tener signos de suciedad por lo que debemos limpiar el ereader y hacerle un buen mantenimiento para que su lectura sea tan ágil como la del primer día.

¿Cómo debemos hacerlo? Si queremos dejarlo como nuevo debéis seguir nuestros consejos:
  • Limpieza de la pantalla: con los ereaders no táctiles no tenemos muchos problemas ya que la pantalla no se ensucia mucho, pero con la aparición de readers táctiles nuestra pantalla se llena de marcas de dedos.

    El primer paso para limpiar la pantalla es eliminar motas de polvo y pequeños elementos sólidos. Utilizaremos una brocha suave que atraiga el polvo ya que si pasamos una trapo directamente sobre la pantalla la vamos a arañar ya que estos elementos actúan como abrasivos.

    Después de eliminar estos elementos superficiales, nos centraremos en limpiar la pantalla de nuestro ereader con un paño de algodón o bayeta de microfibras (si la pantalla está muy sucia agregaremos un poco de líquido de limpiar gafas o un poco de agua con jabón, pero sin que el líquido gotee, y sobretodo evitando que pueda caer liquido dentro de la pantalla por las juntas laterales).

    Finalmente frotaremos haciendo círculos y presionando la pantalla lo más suave posible.

  • Protección de la pantalla: si no queremos estar limpiando la pantalla cada dos por tres, tenemos la opción de colocarle una pegatina transparente protectora como las que se ponen en móviles o PDAS. Hay muchas variantes y marcas, normalmente todas hacen perder sensibilidad a la pantalla táctil pero con algunas es inapreciable. Esta mejora hace que nuestra pantalla parezca siempre como nueva. El precio de esta pegatina protectora suele variar entre 2-5 euros, podemos encontrar algunas aquí.
  • Pantallas táctiles: si nuestro ereader es táctil, recomendamos usar un lápiz para no dejar manchas de los dedos en la pantalla. Depende de la marca de nuestro reader tendremos que comprar un lápiz standard o uno específico (Boox). Si somos de usar más los dedos de la mano en vez del lápiz, aconsejamos lavarnos las manos antes de trabajar con el reader.
  • Protección ante golpes: como buenos lectores llevamos el ereader a todas partes, ya sea en nuestra mochila, bolso... es recomendable guardarlo en una funda específica para ereaders para amortiguar golpes o arañazos y proteger del polvo o cualquier tipo de suciedad. Personalmente recomiendo fundas de neopreno, ya que son de un tacto muy agradable y protegen el reader de la humedad ambiente en el caso que leamos en la playa, aquí podéis ver algunos ejemplos.
  • Consumo de energía: si no vamos a usar el reader durante horas es mejor apagarlo ya que en reposo consume poco pero consume, sobretodo si es táctil. Si nuestro reader es wifi, desactivarlo cuando no se use ya que el wifi consume gran volumen de energía.
  • Consejos varios: No dejar las pantallas al sol (ahora en verano podrá llegar a temperaturas cercanas a 50°, la temperatura es el enemigo número 1 de los aparatos electrónicos). Jamás presionar con dureza la pantalla (aunque sea táctil, siempre suave) ni hacer torsión sobre el ereader, evitar golpes. No dejar el ereader en lugares donde pueda caerse.

Resumiendo, "no es más limpio el que más limpia sinó el que menos ensucia", si no queremos estar limpiando nuestro reader cada dos por tres lo que tenemos que hacer es usar una funda, una pegatina protectora de pantalla y si nuestro reader es táctil usar un lapiz compatible para pulsar en su pantalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada